Respetar el calendario de vacunación. Hepatitis A: síntomas, riesgos y caminos de prevención

 
Respetar el calendario de vacunación. Hepatitis A: síntomas, riesgos y caminos de prevención

Fecha: 20/02/2014 | Revista: Revista RBC Salud | Edición: FEBRERO 2014

Es la más frecuente de las Hepatitis en el mundo. Si bien el agua potable, los alimentos seguros, la red cloacal y las inunizaciones pasivas (gammaglobulina) constituyen medida fundamental para la prevención y protección de la población contra el vir

El único reservorio natural es el humano, y la vía de transmisión es fecal-oral. El máximo riesgo de transmisión se produce desde dos semanas antes hasta una semana después del comienzo del cuadro clínico. El contagio se produce de persona a persona, por contactos hogareños, parejas sexuales o a través de alimento o agua contaminada.

El período de incubación es de 15 a 60 días. Suelen presentarse en brotes epidémicos, afectando sobre todo a menores de 5 años. Incluso en poblaciones con alimentos seguros, red cloacal y agua potable, continua habiendo brotes epidémicos de Hepatitis A.

Los síntomas son inespecíficos: decaimiento general, fiebre, vómitos, dolor abdominal, y lo más característico coloración amarillenta de piel y mucosa (ictericia), orinas oscuras (coluria) y heces claras, color masilla (acolia). En los niños menores de 6 años el 70% de las infecciones son asintomáticas, a menor edad mayor posibilidad de casos asintomático, mientras que en los mayores de 6 años y adultos la ictericia aparece en el 70% de los casos.

El riesgo de “Hepatitis Fulminante” es de 1 cada 1.000 pacientes sintomáticos.

En nuestro país existen cuatro vacunes altamente eficaces para la prevención de esta enfermedad. Los anticuerpos protectores aparecen ya a los 10 días de colocada la primera dosis, y en el 100% de los vacunados la sero conversión se produce dentro del primer mes de colocada la vacuna. Se indica en niños a partir de 1 año de edad, y el esquema es de 2 o 3 dosis con 6 meses de intervalo entre ellas otorgando protección por más de 10 años.

Las vacunas anti-hepatitis A son altamente inmunogénicas y seguras, con muchos efectos adversos y en la Argentina su aplicación esta aplicada para todos los niños dado que el grado de exposición es alto.

El Pediatra lo que pretende es prevenir la infección de los niños, eliminar la mayor fuente de infección para otros niños y adultos y prevenir la infección de personas mayores que están en contacto con los niños.

También está indicada en viajeros, drogadictos, homosexuales, trabajadores con riesgo ocupacional y en quienes padecen enfermedades crónicas.

Se a demostrado que la utilización de las vacunas de la Hepatitis A son “altamente eficaces” para el control de brotes epidémicos.

Autor: Dra Susana A. Llanos / Dr. Javier A. Campos / Foto extraída de: www.opiniondelacosta.com.ar

OTROS ARTICULOS

VER TODOS LOS ARTICULOS