¿Que es la enfermedad celíaca?. Sintomas y tratamientos.

 
¿Que es la enfermedad celíaca?. Sintomas y tratamientos.

Fecha: 31/01/2014 | Revista: Revista RBC Salud | Edición: ENERO 2014

La enfermedad celíaca también conocida como enteropatía sesible al gluten o sprue celiaco o cliaquía se caracteriza por un conjnto de síntomas y signos determinados por una malabsorción de los nutrientes como resultado de una daño inflamatorio del recubrimiento interno del intestino delgado (mucosa), como consecuencia del consumo de harinas de trigo, avena, cebada y/o centeno, las cuales contiene gluten.

La mucosa intestinal no es lisa, por el contrario, presenta una serie de pliegues con forma de dedos agrupados a lo largo de todo el tracto intestinal (vellosidades) que incrementan notablemente la capacidad de absorción del intestino. La exposición de la mucosa intestinal a la Gliadina en las personas celíacas, produce la destrucción de la vellosidad junto a sus enzimas digestivas. El resultado es una mucosa “plana” o “atrófica” con la consiguiente reducción de la superficie de absorción de los nutrientes.

Al presente, la mayoría de los indicadores apuntan a que la Gliadina, partícula contenida en el gluten de ciertos cereales, actúa como disparador del sistema inmunológico que reacciona contra ese antígeno, resultando en consecuencia la atrofia (pérdida de las vellosidades de la mucosa intestinal).

Para que se desarrolle la celiaquía existen varios factores:

  1. Persona predispuesta genéticamente. Es por ello que la enfermedad se puede desarrollar en familiares directos del enfermo en sucesivas generaciones (10 - 15%).
  2. Consumo de harinas de trigo, cebada y/o centeno.
  3. Factor desencadenante o disparador de la reacción anormal del sistema inmunológico o de defensa del individuo (estrés, enfermedad viral, intervención quirúrgica, etc.).

La enfermedad, cuando se suman los factores antes mencionados, puede manifestarse al poco tiempo o luego de varios años.

¿Cuáles son los síntomas característicos de la enfermedad?

Dolor abdominal, distensión abdominal, vómitos, diarreas, pérdida de peso, anemia, deficiencia de hierro, vitaminas y calcio, osteoporosis, abortos, dermatitis herpetiforme, disminución del crecimiento, irritabilidad, falta de atención.

Para diagnosticar una enfermedad celíaca, se requieren de 3 pilares fundamentales:

  1. La clínica: es decir padecer algunos de los síntomas descriptos.
  2. Análisis específicos positivos: Dosaje de Anticuerpos en sangre de Anticuerpos Antigliadina, Antiendomisio y/o Antitransglutaminasa.
  3. Biopsia de segunda porción duodenal en la que se demuestre atrofia intestinal.

El tratamiento se basa exceptuando en casos muy severos de diarrea o desnutrición (en donde el suministro de fluidos vía intravenosa y otras medidas deben ser tomadas), el único tratamiento necesario para el celíaco es la ABSOLUTA ELIMINACIÓN DE ALIMENTOS QUE CONTENGAN GLUTEN DE LA DIETA POR EL RESTO DE SU VIDA.

El amplio uso de granos con gluten en las culturas occidentales, hace que el seguimiento estricto de una dieta sin gluten sea todo un desafío. Para aquellos acostumbrados a preparar comidas sin restricciones, el buscar y cocinar con productos sin gluten puede resultar extraño y dificultoso al comienzo. Cambiar los hábitos alimenticios resultará más fácil utilizando recetas específicas para celíacos y productos sin gluten.

Los niños, que al principio pueden rechazar los nuevos hábitos, mostrarán una entusiasta aceptación a medida que los obvios beneficios de una dieta sin gluten aparezcan. Por ello, es importante no hacer sentir al celíaco (sobre todo los niños) como alguien anormal o problemático para el resto de la familia, lo que a menudo puede ser totalmente sin intención. A medida que el niño crece, aquel periodo de decaimiento de la salud puede ser olvidado, y, sumado a un entendible deseo de comodidad y superación (sobre todo en la adolescencia), pueden llevarlo a dejar la dieta estricta sin gluten. Lamentablemente, los síntomas externos pueden no aparecer simultáneamente con el daño intestinal, y esto puede dar la falsa sensación de seguridad y de haber abandonado la condición celíaca, cuando en realidad no es así.

EL APOYO FAMILIAR ES INVALUABLE PARA LOGRAR LA ACEPTACIÓN DE LA DIETA.

 

Autor: Dra. Graciela Parodi

OTROS ARTICULOS