Sindrome Urémico Hemolítico: Salud Pública recomienda medidas preventivas.

 
Sindrome Urémico Hemolítico: Salud Pública recomienda medidas preventivas.

Fecha: 16/01/2014 | Revista: Revista RBC Salud | Edición: ENERO 2014

El Ministerio de Salud Pública reiteró que los cuadors registrados de Síndrome Urémico Hemolítico obedecen a que "Los calores inusuales para esta época del año potencian riesgos. Hay que tener mucho cuidado con los alimentos. Nunca cortar la cadena de frío en carnes y lácteos y no utilizar los mismos utensillos en la cocina para carnes y verduras".

La consumición de carne vacuna adquirida, principalmente, en comercios que no respetan las normas bromatológicas  establecidas en el Código Alimentario Argentino, agrava la situación por el incorrecto manipuleo doméstico de este alimento.
Ante ello, recuerda a la población que el Síndrome Urémico Hemolítico se combate con medidas preventivas. Esta enfermedad se da en casos en que los sacrificios del ganado vacuno no se realiza en las condiciones adecuadas. Entre todos debemos controlar y exigir la limpieza en las carnicerías y respetar la cadena de frío en la manipulación de las carnes, para evitar la proliferación de bacterias.

Síntomas y Prevención

El cuadro clínico comienza con una diarrea con moco, sangre o ambos, acompañada muchas veces por dolor abdominal, en niños previamente sanos. Luego de 3 o 4 días de enfermedad, aparece palidez é insuficiencia renal de diversa gravedad.

Es una enfermedad diarreica poco común en relación al resto de las diarreas, que afecta principalmente a los niños menores de 5 años y es producida por la ingestión de alimentos contaminados con una bacteria llamada Escherichia coli, germen que se encuentra en la naturaleza en la materia fecal del ganado vacuno, aunque los seres humanos también pueden funcionar como reservorios de la bacteria. 

El germen ingresa al organismo al comer carne de vaca mal cocida, especialmente la molida, como también la leche no pasteurizada, además de otros alimentos que hayan resultado contaminados y que se consumen sin lavar correctamente como las verduras y frutas. El agua contaminada y no clorada, también puede ser vehículo del germen.

Principales recomendaciones para la prevención en el hogar

a) Si adquiere carne molida, hágala moler a la vista y llévela lo antes posible a la heladera. Comprar la cantidad que va a usar en el día.

b) Lávese muy bien las manos antes de empezar a cocinar.

c) Si prepara hamburguesas, cuézalas bien antes de servirlas.

d) Lávese bien las manos con agua y jabón luego de tocar carne cruda.

e) No utilice los mismos cubiertos o tablas de picar que tocaron carne cruda en la preparación de otros alimentos

ya cocidos, ó en las verduras, frutas, pan, etc.

f) Consuma leche y productos lácteos pasteurizados.

g) Consuma agua segura. Si no lo es, clorar agregando 2 gotas de lavandina preparada por cada litro de agua de bebida.

h) Debe asegurarse la higiene en jardines, guarderías, comedores infantiles y escuelas, aplicando las medidas recomendadas.

i) Asegurar el clorado de las piscinas.

j) Recuerde, si compra carne o lácteos, hágalo en comercios que respetan las normas bromatológicas establecidas en el Código Alimentario Argentino y no demore la consulta al médico ante la presencia de diarrea con moco ó sangre en un niño.

 

Autor: Ministerio de Salud Pública

OTROS ARTICULOS

VER TODOS LOS ARTICULOS