Seguridad en las rutas ante todo. Consejos para viajar seguro.

 
Seguridad en las rutas ante todo. Consejos para viajar seguro.

Fecha: 31/01/2014 | Revista: Revista RBC Salud | Edición: ENERO 2014

Primero lo primero. Hay que planificar el viaje, saber de antemano las rutas que se deben tomar, a cuantos kilómetros queda nuestro destino, y cuanto tiempo se tarda en llegar, previendo paradas posibles.

El auto, 10 puntos. Un par de semanas antes de viajar hay que controlar el sistema de suspensión y dirección, la alineación y el balanceo de los neumáticos y prestar mucha atención al estado de las pastillas de freno, las correas y las mangueras. También se deben controlar las luces y el funcionamiento del limpiaparabrisas.

A las corridas, no. Es mejor si se organiza todo con tiempo: hacer las valijas con anticipación. También conviene organizar el viaje para que el que maneje pueda descansar al menos 8 horas la noche anterior a la salida. Además, para viajar es aconsejable evitar las horas y los días picos. Tampoco es bueno manejar al medio día, por el calor. Aunque, dentro de lo posible, lo mejor es conducir
con luz del día. El o los que manejarán en el viaje tendrán que llevar una ropa bien cómoda y es importante un buen calzado que no resbale.

Documentos y algo más. Es imprescindible llevar: DNI, LE o LC. de todos los que viajen; cédula verde del auto; certificado del seguro; registro del conductor vigente; certificado y oblea de la verificación técnica obligatoria. un litro de aceite y un kit de herramientas.

Los chicos, atrás. Los menores de 10 años tienen que viajar siempre en la parte trasera del vehículo y con los cinturones de seguridad puestos. Los más chiquitos – menores de 4 años, tendrán que viajar en sillas o cojines adecuados también en la parte trasera, debidamente sujeto.

Todo en su lugar. No hay que sobrecargar el auto con valijas, bolsos ni reposeras, porque, con todo ese peso excedente, al auto le será más difícil moverse, adelantarse y frenar. Todo debe entrar en el baúl y el portaequipaje. Los chiches del nene, las zapatillas o cualquier otro elemento no pueden quedar sueltos dentro del vehículo. Si ocurriera una desaseleración brusca saldrían expulsados y pueden lastimar algún pasajero.

Regla básica. El que conduzca debe verificar y acomodar la posición del asiento, de los apoyacabezas y de los espejos antes de empezar a manejar. Luego, todos los ocupantes se deben colocar el cinturón de seguridad.

Livianito, livianito. No es bueno comer en exceso ni hacerlo durante el viaje. Si no pudiera evitarlo por lo largo de trayecto, es aconsejable desgustar comidas de rápida digestión como las ensaladas, el pollo y el pescado.

Nada de alcohol.

Sin sueño. Al menor síntoma de somnolencia o fatiga hay que detener el auto en un lugar seguro (bien lejos de la banquina) y descansar hasta haberse repuesto. Para evitar esa fatiga lo mejor es detenerse cada 2 horas de manejo o 200 kilómetros, lo que ocurra primero. Bájese, camine 10 minutos y estire bien las piernas. Esto lo ayudará a relajarse y mejorar su atención. También
evite fumar dentro del vehículo.

Hay que saber que... El que conduzca deberá respetar las velocidades máximas y mínimas y tener especial cuidado cuando circula entre pueblos y ciudades.

Antes la presencia de niebla o humo hay que disminuir la velocidad y en casos extremos abandonar el camino lejos de la banquina.
Cuando llueve hay que bajar la velocidad para que el vehículo de adhiera normalmente al asfalto.

En rutas nacionales y en algunas provincias, es obligatorio circular con luces cortas o bajas durante las 24 horas. 

Cuando realice un adelantamiento, piense si realmente tiene tiempo de hacerlo y ante la duda no lo realice. Por su parte, si se llevara un acoplado o una casa rodante hay que saber que los tiempos de frenado son mayores.

 

Autor: Revista Automóvil Club Argentino

OTROS ARTICULOS

VER TODOS LOS ARTICULOS