Higiene Bucal durante el embarazo: Recomendaciones para no olvidar

 
Higiene Bucal durante el embarazo: Recomendaciones para no olvidar

Fecha: 31/01/2014 | Revista: Revista RBC Salud | Edición: ENERO 2014

Durante el embarazo la salud bucal puede alterarse. La consulta al odontólogo apenas se confirma la gestación, es una cita imprescindible.

Lo ideal sería que todas las mujeres empezaran el período de gestación en condiciones de salud perfecta. Esto incluye el estado de dientes y encías, una parte del cuerpo a la que no suele prestarse demasiada atención. Sin embargo, durante el embarazo la salud bucodental adquiere una enorme importancia por que los cambios hormonales y fisiológicos pueden favorecer o agravar enfermedades.

Si la mujer tiene intención de tener un bebé, debería visitar previamente al odontólogo para detectar y resolver cualquier problema y comenzar un programa preventivo.

En caso de presentarse una urgencia debe tratarse a lo antes posible ya que ignorar el problema puede traer graves
consecuencias parar la madre y su bebé. Pero ATENCION: La automedicación es peligrosa, debe ser el especialista
quien prescriba los fármacos adecuados.

Trastornos más frecuentes

Gingivitis: es una enfermedad muy frecuente en el primer trimestre de gestación. Se manifiesta con inflamación y
sangrado de las encías, como consecuencia de los fuertes cambios hormonales.

Tratamiento: el odontólogo realiza la profilaxis en el consultorio, indicándole a la paciente el cepillado minucioso de los dientes como mínimo tres veces por día, usando complemento enjuagues bucales con antisépticos. La administración de vitamina C puede ser beneficiosa.

Caries Dental: en el embarazo los microorganismos que viven en la boca se hacen más agresivos y patógenos, lo que favorece la aparición de caries. El tratamiento consiste en reparar la pieza afectada e indicar la prevención.

Recomendaciones

  • Es conveniente que la mujer se someta a una profilaxis bucal para eliminar el sarro.
  • Es necesario extremar la higiene, se deben cepillar los dientes después de cada comida.
  • Se aconseja usar dentífrico con flúor, colutorios con antisépticos e hilo dental.
  • Se debe procurar seguir una dieta sana, variada y equilibrada, con predominio de frutas y verduras, con bajo consumo de dulces y azúcar.
  • Las visitas al odontólogo deben ser periódicas, espaciadas cada tres meses.
  • Es importante que su odontólogo le indique un programa de prevención que no sólo contribuirá a mantener su salud bucal sino también la salud de su bebé.

 

Autor: Dra. Claudia Rodríguez Tuñón y Dr. Sergio Ibáñez

OTROS ARTICULOS

VER TODOS LOS ARTICULOS